ASÍ PODRÍA SER SU VIDA SIN PLÁSTICOS DESECHABLES

En casa, en el trabajo o en tus compras, celebra sin plásticos de un solo uso.
El problema de los plásticos ha tocado fondo. Ni la fosa de las Marianas, la parte más profunda conocida de los océanos, se libra de ellos. Hace unas semanas, la expedición Five Deeps encontraba en esta zona del Pacífico, a casi 11.000 metros de profundidad, una bolsa de plástico y restos de envoltorios de caramelos. Si no hacemos algo, pronto habrá más. Nuestro modo de vida y consumo está contribuyendo a esta contaminación tan perjudicial para nuestros océanos, las especies marinas que los habitan y nuestra salud. Y si, además de reciclar los plásticos, ¿reducimos su uso? Vivir sin plásticos desechables es posible. Por lo menos, prueba un día a hacerlo. Hoy mismo se puede. En las siguientes líneas le contamos cómo. Seguro que repite.


Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, casi todas nuestras rutinas diarias tienen un común denominador: el plástico. Iniciar el camino hacia unos hábitos de consumo más sostenibles puede parecer abrumador, por lo que conviene empezar por pequeños gestos e ir haciendo cada vez un poco más. Patricia Reina y Fernando Gómez, autores del blog Vivir sin plástico, nos cuentan cómo es un día sin este material.
06:05 Ducha
Usa champú y gel en formato sólido. ¿Y como exfoliante? Echa mano de un cepillo de cerdas duras o un guante de crin, antes de la ducha. Para el afeitado, emplea una cuchilla metálica (durará años, y solo necesitarás cambiar la hoja). Y para el cuidado de tu piel, sustituye las cremas cosméticas por un aceite hidratante para la cara (de rosa mosqueta, por ejemplo) y otro para el cuerpo (como el de almendra dulce, en vidrio).
06:30 En el armario
Evita las prendas con tejidos sintéticos, como el poliéster. Contienen microplásticos que se van por el desagüe en cada lavado, y no son pocos: un tercio de todos los que hay en los océanos proviene de la ropa.
07:00 Trabajo
Al escribir, cambia los lapiceros de usar y tirar por una pluma estilográfica de cartucho recargable. Y en vez de rotuladores fluorescentes, coge lápices de madera con el mismo efecto. Y no olvides hidratarte. Pero para ello, usa una botella metálica que puedas rellenar con agua filtrada.
13:00 Almuerzo
Apuesta por la comida casera, pero llévala en fiambreras metálicas o contenedores de vidrio. Los recipientes de plástico reutilizables y aptos para el microondas son otra opción, aunque no la idónea. Evita usar los vasos desechables de las máquinas de café. Descarta los cubiertos plásticos de usar y tirar. En su lugar, llévalos de casa: además de los metálicos, los hay de madera, de bambú e incluso comestibles, hechos de arroz, trigo y harina de sorgo.
18:10 Después del trabajo
Si te tomas algo al salir de la oficina, evita utilizar pajitas de plástico desechables. Si tu bebida lo requiere, puedes encontrarlas de acero inoxidable, de papel grueso, de semillas de aguacate y también comestibles.
19:10 En la compra
Opta por productos a granel (siempre que sea posible). Evita los alimentos empaquetados en bandejas de poliestireno. Bolsas reutilizables de algodón o de rafia que, aunque plásticas, pueden emplearse durante años.
21:20 La cena
Sustituye el papel de cocina, que se comercializa envuelto en plástico, por trapos y bayetas reutilizables.
22:00 Antes de dormir
Usa un cepillo de dientes de bambú o de madera. Si es posible, compra un dentífrico en envase de vidrio, reemplaza el cepillo de cabello por uno de bambú.
Estamos seguros que encontrará otras formas de no usar más plástico. Un día a la vez.

Nacimos para cuidar el mundo, no para destruirlo.

Tomado de: https://www.consumer.es/medio-ambiente/asi-podria-ser-tu-vida-sin-plasticos-desechables.html

5 comentarios en «ASÍ PODRÍA SER SU VIDA SIN PLÁSTICOS DESECHABLES»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *